El ferrocarril

Hasta mediados del siglo XIX, a este pequeño poblado se le conocía como Castejón de la Barca, pasando a la denominación de Venta de Castejón en 1.860, cuando se inauguró la pequeña estación de ferrocarril que daba servicio a la línea Zaragoza-Pamplona. El primer tren que partió de Castejón con dirección a Tudela lo hizo el día 29 de Abril de 1861. La locomotora llevaba el nombre de “La Celestina”. En el año 1863, por acuerdo tomado entre la citada Compañía de Zaragoza a Pamplona y la de Tudela a Bilbao, se creó la estación de empalme, conocida como Castejón de Ebro.

En el año 1867, dentro del Plan General de Ferrocarriles, se comenzó el trazado del ferrocarril Olvega-Castejón, dando un nuevo impulso a la estación de empalme y por supuesto, a la población.

El ferrocarril actúa desde su origen como motor de crecimiento de la localidad; un dato que confirma este hecho es que en 1868 solamente había 80 habitantes, en 1887 habían aumentado a 513, en 1900 a 643, en 1940 a 2.190, en 1960 a 3.250 y en 1970 3.505. Castejón alcanza la cota más alta de población en 1967 con 4.040 habitantes. Por desgracia, desde ese año la población ha ido disminuyendo, así como la importancia de la estación, contando en la actualidad con una población de 3.300 habitantes y aproximadamente un 75% menos de ferroviarios en plantilla.

Este crecimiento poblacional supuso un desarrollo institucional que permitió que Castejón, hasta entonces barrio de Corella, se convirtiese en Concejo en el año 1922 y poco después, el 7 de febrero de 1928, pasase a ser municipio con entidad propia.

1860 Inauguración de la línea férrea Pamplona-Murillo de las Limas.
Se proyecta en el Despoblado de Castejón una estación de enlace de 1ª Clase.
1861 La línea llega a Tudela.
El 29 de abril parte de Castejón el primer tren con destino a Tudela. La locomotora llevaba el nombre de “La Celestina”.
1862 Construcción de la estación de enlace de Castejón de las líneas Alsasua-Zaragoza y Tudela-Bilbao.
1863 Apertura al tráfico de la línea Castejón-Bilbao.
1878 La Compañía Ferrocarriles del Norte asume la titularidad de las líneas Alsasua-Castejón-Zaragoza, Zaragoza-Barcelona y Castejón-Bilbao.
1941 Nacionalización de las líneas ferroviarias españolas en una compañía: RENFE.
1873 Inicio construcción Castillo defensivo de la Estación de Castejón.

Líneas de ferrocarril en Castejón
La Enciclopedia de Navarra define línea férrea como Camino especialmente construido para permitir la circulación de coches o vagones arrastrado por una locomotora y que se compone de dos carriles de acero colocados sobre traviesas y asentado todo ello sobre una plataforma de piedra machacada incomprensible que recibe el nombre de balasto. Este conjunto constituye la superestructura. Las obras necesarias para acondicionar la plataforma tales como terraplenes, trincheras, obras de fabrica, etc., dan lugar a la infraestructura. Forman parte también de la línea ferroviaria cuantas instalaciones complementarias son precisas para el correcto funcionamiento del material móvil, como señales, aparatos de comunicación, e incluso, el tendido eléctrico si la línea está electrificada.

Las diversa líneas ferroviarias que actualmente atraviesan Navarra pertenecen a la Red Nacional de Ferrocarriles Españoles y todas son de ancho normal. La red actual está compuesta por los tramos navarros de las líneas:

Línea Zaragoza-Castejón-Alsasua
La que mayor longitud es la sección Cortes – Alsasua perteneciente a la línea Zaragoza-Alsasua. Esta sección tiene una longitud de 179 kilómetros y 32 estaciones. La línea se construyó entre los años 1859 y 1865. Las obras se iniciaron al sur de Pamplona y en 1860 se había finalizado el tramo Pamplona-Tafalla, llegan llegando el ferrocarril a Tudela en abril de 1861 y pocos meses después a Casetas, estableciéndose la conexión. En 1864 se finalizó el tramo Pamplona-Irurzun y en 1865 la línea llegaba a Alsasua, para empalmar con la Madrid-Irún que se había finalizado en 1864.

Para la explotación de este ferrocarril se había constituido inicialmente la compañía del ferrocarril Zaragoza-Alsasua. Unos años después de finalizadas las obras, en 1878, la línea pasó a depender de los Ferrocarriles del Norte. Las características de esta línea son las siguientes: Tiene vía doble entre Zaragoza y Castejón y vía única entre Castejón y Alsasua, encontrándose redactado por el Ministerio de transportes, turismo y comunicaciones el proyecto de doble vía entre Castejón y Pamplona y en proceso de redacción el proyecto de doble vía Pamplona-Alsasua. La totalidad de la línea se encuentra electrificada. También se ha efectuado en toda su longitud la renovación de la vía, operación en la que se sustituye, sucesiva o simultáneamente, la totalidad de los elementos de la misma, carriles, traviesas, balasto y material de sujeción. La renovación se efectuó con traviesas de hormigón y carril de 54 kilogramos por metro lineal. Desde Zaragoza hasta Pamplona, la traviesa es de tipo R.S. y de Pamplona a Alsasua la traviesa es monobloc. en la línea se encuentran las estaciones más importantes de Navarra como Tudela, Castejón, Tafalla, Pamplona y Alsasua. Es utilizada por las circulaciones de largo recorrido que ponen en comunicación Pamplona con Madrid, Gijón con Barcelona o Irún con Barcelona y Valencia, así como por las unidades de cercanías. Por su tramo mas meridional de Castejón a Zaragoza discurren las circulaciones que comunican Bilbao con la costa mediterránea (Barcelona, Valencia, Alicante).

Línea Soria-Castejón
La línea Soria-Castejón se inauguró en el año 1940 facilitando así la comunicación directa de Pamplona con Madrid. Discurre por Navarra en una longitud de 29 kilómetros, no está electrificada y tiene vía única. La vía no esta renovada siendo el carril del tipo 42,5 kilogramos por metro lineal y las traviesas de madera. En esta línea se encontraban las estaciones de Fitero, Cintruénigo, Corella y Castejón y, desde 1990, está fuera de servicio.

Línea Castejón-Bilbao
La línea Castejón-Bilbao sale de Navarra 2.200 metros después de Castejón, aunque luego vuelve a discurrir por el territorio foral a lo largo de 10 kilómetros en la zona de Lodosa. Las estaciones, además de Castejón son, Lodosa y el apeadero de Féculas de Navarra. Los trabajos de construcción de la línea se realizaron entre 1857 y 1863. Su empalme con la línea Alsasua-Zaragoza se había previsto inicialmente en la zona de Tudela, pero después se efectuó en la actual ubicación de Castejón. Para la construcción y explotación de la línea se constituyó la Compañía de Ferrocarril de Tudela a Bilbao, que pasó a llamarse posteriormente de Castejón a Bilbao. En marzo de 1878 la línea pasó a formar parte de los Ferrocarriles del Norte. La vía se encuentra renovada con carril de 54 kilogramos por metro lineal y traviesa de hormigón tipo R.S.