La gamazada

  • Desde su creación, la estación de Castejón jugó un importante papel en la historia del municipio y de Navarra, destacando episodios singulares como el vinculado a la “gamazada”.
  • A comienzos de 1893, durante la Regencia de María Cristina de Habsburgo (viuda de Alfonso XII) y siendo jefe de gobierno el líder del partido liberal-fusionista Práxedes Mateo Sagasta, el Ministro de Hacienda, Germán Gamazo, quiso poner en marcha un programa de reformas tributarias, entre cuyas medidas estaba la supresión del sistema fiscal navarro basado en la Ley Paccionada de 1841, que renovaba el régimen foral.
  • Ese proyecto provocó la oposición de los municipios y de la Diputación de Navarra y un gran rechazo en toda la provincia, generando una fuerte reacción popular a favor de los fueros conocida como “gamazada”. Hubo multitudinarias manifestaciones en varias localidades navarras y sobre todo en Pamplona (se habla de unas 20.000 personas en la del 4 de junio de 1893). La Diputación y los ayuntamientos organizaron una masiva recogida de firmas para apoyar un documento contrario al proyecto antifuerista: en pocos días se recogieron 107.000. La “gamazada” también despertó un movimiento de solidaridad en las provincias vascas y en Guernica tuvo lugar un acto de apoyo el día de San Roque (“sanrokada”) propiciado por Sabino Arana, quien poco después fundaría el PNV.
  • Para desbaratar la iniciativa de Gamazo se nombró una comisión de diputados, parlamentarios y prohombres navarros que se trasladó a Madrid con un arca de roble de Garralda (en la que se grabó la inscripción “Navarra a S.M. la Reina”) que contenía el documento y las firmas para ser presentado a María Cristina.
  • Finalmente, después de muchas tensiones y arduas negociaciones consiguieron que el proyecto fuera retirado. La noticia corrió como la pólvora y multitud de navarros, entusiasmados por la buena nueva, decidieron adelantarse a recibir a la comitiva acudiendo el 18 de febrero de 1894 a la estación de Castejón, donde tenía parada el tren que los devolvía a Pamplona. El entusiasmo y la alegría colectiva se desbordaron en vítores y parabienes a los comisionados y hubo grandes celebraciones. Se habla de que a Castejón llegaron cerca de diez mil personas y hubo misa, discursos, música y bailes para festejar su éxito y el mantenimiento de la tradición foral.
  • Poco después, Germán Gamazo cesaba al frente del Ministerio de Finanzas.

image8